#potenciaTUhuellaverde
Contacto: Tel. +34 954 633 766 | Móvil (Centralita): +34 637 522 697
Aprobada la primera estrategia europea sobre plàsticos

Aprobada la primera estrategia europea sobre plàsticos

La Comisión Europea ha adoptado la primera estrategia europea sobre plásticos, que busca proteger al medioambiente y la ciudadanía de la contaminación plástica, a la vez que fomenta el crecimiento, la innovación y la capacitación de las industrias. Entre sus metas, garantizar que para 2030 todos los envases plásticos del marco comunitario sean reciclables, minimizar el consumo de plásticos de un solo uso y restringir el empleo intencional de microplásticos.

Cada año los europeos generan alrededor de 25 millones de toneladas de residuos plásticos, de las que tan solo un 30 % se recicla. A escala mundial, los plásticos representan un 85 % de la basura de las playas, y al descomponerse en microplásticos, causan efectos muy perjudiciales tanto en el aire como en el agua, los alimentos y la salud humana.

Según las estimaciones, solo un 5 % del valor del material de embalaje plástico se conserva en la economía, el resto se pierde después de un primer uso muy breve. La factura anual representa entre 70 y 105 000 millones de euros.

Los plásticos se usan en envases, edificios, vehículos, artículos electrónicos, agricultura y otros sectores. Su producción es en la actualidad 20 veces mayor que en la década de 1960, y se prevé que casi se cuadruplicará para 2050.

Aunque hay miles de tipos de plásticos, un 90 % de ellos provienen de combustibles fósiles vírgenes. Alrededor de un 6 % del consumo mundial de petróleo se utiliza para producir plásticos; para 2050, esta proporción podría alcanzar un 20 %.

En Europa, alrededor de un 40 % de los residuos plásticos posconsumo se incinera con recuperación de energía y el resto se deposita en vertederos o se recicla. Aproximadamente, la mitad de los residuos plásticos recogidos y reciclados se procesa en la UE; la otra mitad se exporta, principalmente a China.

Desde la perspectiva ambiental, el plástico representa un problema creciente. La mayoría de los plásticos están hechos de petróleo o gas natural, recursos no renovables extraídos y procesados mediante técnicas intensivas en energía que destruyen ecosistemas frágiles. La fabricación productos plásticos, así como su destrucción por incineración son una importante fuente de contaminación del aire, la tierra y el agua, además de los efectos dañinos que suponen estos procesos para la salud de los trabajadores expuestos.

Los envases de plástico, especialmente los sintéticos, no se biodegradan. Se asientan y se acumulan en los vertederos y contaminan el medioambiente. Otros plásticos que no se reciclan tardan cientos de años en descomponerse. Numerosas investigaciones muestran que hay partículas microscópicas de plástico en el aire en multitud de lugares del mundo y en todos los océanos. El plástico se ha hecho omnipresente en nuestros entornos terrestres, acuáticos y aéreos. El millón de toneladas de desechos de plástico que terminan en los océanos cada año son uno de sus signos más visibles y alarmantes del problema de los plásticos, lo que causa una creciente preocupación pública.

La estrategia sobre los plásticos busca transformar la forma en que se diseñan, producen, utilizan y reciclan los productos en la UE para poder obtener los beneficios económicos de un planteamiento más circular y menos nocivo para el medioambiente en estos procesos. El objetivo es proteger el entorno natural al tiempo que se sientan las bases de una nueva economía del plástico, en la que el diseño y la producción respeten plenamente las necesidades de reutilización, reparación y reciclaje y se elaboren materiales más sostenibles.

Esta estrategia europea forma parte de la transición hacia una economía más circular de la UE.

Bajo su marco, «la Unión Europea hará que el reciclaje sea rentable para las empresas, se reduzcan los desechos de plástico, se deje de tirar basura en el mar, se impulse la inversión y la innovación y se genere cambios en todo el mundo», según el comunicado divulgado desde la CE.

China prohíbe la importación de basura para su procesamiento

El anuncio de la aprobación de la nueva estrategia ha llegado tan solo unos días después de que, con la llegada de 2018, entrara en vigor en China la ley que prohíbe la importación de determinados tipos de residuos sólidos desde el extranjero (plásticos, papel sin clasificar, escoria de ciertos minerales y desechos textiles). La nación asiática es un importante destino para el reprocesamiento de residuos plásticos de Europa, por lo que la nueva normativa china tendrá efectos notables en la gestión de los residuos plásticos europeos. Esta decisión responde a los planes del Ministerio de Protección Medioambiental de la Administración de Xi Jinping de mejorar el maltrecho medioambiente chino, entre cuyas acciones se cuenta el cierre de numerosas plantas de reciclaje que son especialmente contaminantes.

#econoticias #plastico #residuos #llopisserviciosambientales #potenciatuhuellaverde

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *