#potenciaTUhuellaverde
Scandic Hotels: la cadena hotelera más sostenible del mundo Scandic Hotels: la cadena hotelera más sostenible del mundo

Scandic Hotels: la cadena hotelera más sostenible del mundo

Es el grupo hotelero más sostenible y  líder en los países nórdicos con 230 hoteles

El caso de estudio que se adjunta, detalla la estrategia de sostenibilidad de la cadena hotelera Scandic desde 1994, cuando Ronald Nilsson fue contratado como nuevo CEO para salvar al grupo de la bancarrota, hasta el presente.

Contrariamente a la creencia popular, que decía que cualquier programa medioambiental sólo podría llevarse a cabo si una empresa era financieramente solvente, Nilsson lo tomó como un pilar de su estrategia desde el primer momento; la sostenibilidad sería uno de los valores corporativos, que impulsarían el cambio desde el principio y devolverían a Scandic a la senda de la rentabilidad.

Scandic hotels se ha comprometido con la sostenibilidad hasta a tal punto que ésta se constituye como una parte muy importante de su cultura empresarial; está en su ADN.

Scandic Hotels: la cadena hotelera más sostenible del mundo

Scandic Hotels: la cadena hotelera más sostenible del mundo

Para Scandic ha valido la pena, porque además el camino les ha hecho más inteligentes y eficientes; han sido capaces de innovar en sus propuestas sostenibles. Sus resultados en innovación se pueden encontrar en numerables acciones sociales y medio ambientales, las cuales han reforzado su imagen de marca y han reducido sus costes. Este grupo hotelero se ha organizado de tal manera que la innovación ha sucedido como un proceso social más habitual en sus operaciones, afectando a todos, no sólo a directivos, sino a también a gerentes y al resto de empleados.

El estudio también explica lo que podría definirse como “marketing verde”. El marketing verde difiere del marketing tradicional. De hecho, las prácticas de marketing habituales no funcionan si de lo que se trata es de comunicar y compartir valores con nuestros clientes. Porque para el consumidor, lo que cuenta no es lo que dices, o alegas creer, sino lo que demuestras con tus acciones. Este marketing también podría definirse como un marketing ético o marketing de valores.

…………….

Desde Grupo LLOPIS colaboramos con hoteles y grupos hoteleros , así como, con consultores y asesores,  en definir su política medioambiental con estudio de minimización y planes de gestión de residuos , emisión de informes y seguimiento,  en base a la normativa actual de Residuos en cada Comunidad,  suministro de envases para Residuos PELIGROSOS y no PELIGROSOS, entre otros.  Consulta nuestra línea de Asesoría Servicios Ambientales o Gestión integral de residuos.

#grupollopis #hoteles #asesoriamedioambiental #politicaambiental #hotelessostenibles #gestionintegalresiduos

Fuente :hotels

 

El amianto, asesino oculto

 

El amianto (o asbesto) es un producto mineral de gran durabilidad y de reducido coste. Se encuentra de forma natural en formaciones rocosas alrededor del mundo. Está formado por un conjunto de haces de fibras minerales sólidamente unidas muy resistentes al calor, abrasión y tracción. Se trata se un material barato, ligero, resistente, aislante e ignífugo. Estas características han hecho que sea un material ampliamente utilizado en productos de gran consumo, en la industria y en la construcción. Las fibras de amianto utilizadas comercialmente pertenecen a dos grupos mineralógicos: Las serpentinas (que incluyen el crisotilo o amianto blanco) y los anfibioles (que incluyen la crosidolita o amianto azul y la amosita o amianto marrón entre otros).

Actualmente el uso del amianto está prohibido en la mayoría de los países industrializados, pero muchos de los edificios y elementos industriales construidos en fechas anteriores a su prohibición aún contienen elementos de amianto.

El riesgo de que se presente una enfermedad asociada al amianto está relacionado con: la concentración de las fibras presentes en el aire, la duración de la exposición, la frecuencia de exposición, el tamaño de las fibras inhaladas y el tiempo transcurrido desde la exposición inicial.

Por ello el riesgo de que estas fibras pasen al sistema respiratorio aumenta durante la manipulación de materiales que contienen amianto, p.e. en trabajos de demolición, corte, taladrado, rotura o cuando los materiales están muy envejecidos. Por este motivo este sector de población es el potencialmente más expuesto ya que además, en general, desconocen totalmente su presencia y sus peligros.

Las fibras de amianto, debido a sus características aerodinámicas, pequeño tamaño y forma alargada, pueden permanecer en suspensión en el aire el tiempo suficiente, para que representen un riesgo respiratorio. Igualmente, pueden adherirse a la ropa y a la piel y desprenderse posteriormente con el consiguiente riesgo de inhalación. La exposición al amianto puede ocasionar tres tipos de enfermedades irreversibles:

El cáncer de pulmón es la primera causa de muerte relacionada con el amianto en los pacientes expuestos. Todas las fibras de amianto pueden causar cáncer, aunque la crocidolita (amianto azul) es la más cancerígena de todas. Se cree que el amianto actúa como un cocarcinógeno junto al tabaco, cuya inducción de cáncer de pulmón es bien conocida. También tiene un largo período de latencia y se manifiesta entre 15 y 40 años después de la exposición.

El mesotelioma maligno es el cáncer de la célula mesotelial, y afecta a la pleura y al peritoneo en el 80 y 20% de los casos, respectivamente. Se suele producir en personas que han estado expuestas de forma laboral al amianto al menos 30 años antes, aunque en ocasiones se ha desarrollado en personas con exposiciones muy leves.

Asbestosis una enfermedad pulmonar crónica producida por la inhalación de fibras de amianto. Las fibras penetran en los pulmones e irritan el tejido pulmonar, lo inflaman y provocan, a cabo de unos años, una fibrosis pulmonar (engrosamiento y cicatrización del tejido pulmonar). Puede pasar mucho tiempo (20 años o más) entre la exposición a las fibras de amianto y el comienzo de la enfermedad.

retirada-Amianto-grupollopis

Cataluña

Un claro ejemplo en España de enfermedades producidas por amianto es el caso de la empresa Uralita situada entre Cerdanyola y Ripollet, en la provincia de Barcelona. Vivir ahora en esta localidad no supone ningún peligro. Sin embargo, los enfermos seguirán apareciendo hasta 2020, porque las enfermedades que causa pueden no manifestarse hasta 20 o 40 años más tarde. Además uno de cada tres afectados nunca pisó la fábrica.

A varios trabajadores de Uralita los juzgados les han dado la razón y ha logrado indemnizaciones, no solo en Cerdanyola, sino también en Getafe (Madrid). Pero a los afectados ambientales, hasta ahora no.

Según la defensa, estas personas están afectadas por el amianto de Uralita debido a que residían cerca de la empresa o tenían familiares que trabajaban en la misma que, al volver a casa, traían el polvo de amianto impregnado en la ropa. Esto explica que las mujeres e hijos de los antiguos empleados son uno de los colectivos más afectados.

En 2000 el neumólogo de la consulta de Cerdanyola Josep Tarrès inició un estudio médico sobre los efectos del amianto junto a especialistas de centros de atención primaria y el hospital de la zona. Los últimos resultados disponibles de la investigación que sigue en marcha han sido publicados en la revista Archivos de Bronconeumología, de la Sociedad Española de Neumología.

La gran aportación del estudio es que aporta cifras concretas. Se sabía el daño que causa este mineral, pero hasta ahora nadie había estudiado tan a fondo sus efectos sobre una población. Mientras que lo habitual es que en una población no afectada aparezcan 10 casos al año de enfermedades relacionadas con el amianto por millón de habitantes, en el área de Cerdanyola se dan 95. En esta localidad la probabilidad de desarrollar un cáncer mortal como el mesotelioma se multiplica por 47. También destaca un notable incremento de casos de cáncer de pulmón, asbestosis o derrames pleurales, entre otros. En total, el estudio localiza 149 casos de enfermedades mortales. El estudio ha contado con 559 pacientes hasta 2007, alcanzando actualmente una cifra cercana a 900.

La Asociación de Afectados por el Amianto calcula que hay más de 300 personas afectadas por intoxicación por haber trabajado o residir cerca de la empresa situada entre Cerdanyola y Ripollet. Uralita cerró una parte de su fábrica en los años 80 pero no fue hasta el 2000 cuando cesó su actividad definitivamente.

Madrid

Un juez de Madrid, en julio de 2010, dictó una sentencia sin precedentes, en la cuál condena a la empresa Uralita a indemnizar a 45 víctimas de Cerdanyola y Ripollet con 3.9 millones de euros. No era la primera vez que la empresa era denunciada, pero si la primera que se la condenaba por daño a los habitantes de su entorno.

Antecedentes del caso

En el registro de trabajadores expuestos a amianto, creado en 2004, figuraban 5.123 personas. El objetivo del registro, alimentado con las listas de empleados de las empresas que usaron este mineral, es localizar a los trabajadores y hacer un seguimiento de su salud, con reconocimientos médicos periódicos. Hasta 2007 sólo se realizaron 615 de esos exámenes, de los que se encargan cuatro hospitales madrileños: La Paz, el Príncipe de Asturias, Getafe y el 12 de Octubre.

Casi una década después de que se prohibiera este material en España sus consecuencias pueden intuirse, pero no comprobarse. A falta de datos sobre enfermedades, hay que recurrir a los de fallecidos. El primer atlas municipal de mortalidad por cáncer, publicado en 2007 por el Centro Nacional de Epidemiología, mostraba claramente un exceso de muertes por cáncer de pleura -cuya causa es casi exclusivamente la exposición al amianto, en Barcelona (Cerdanyola) y el sur de Madrid (Getafe). Otro estudio, este con cifras y que no se había hecho público fuera del ámbito científico, es aún más escalofriante: un 10% de los 324 trabajadores del registro madrileño fallecidos hasta 2007 murieron de mesotelioma (cáncer de pleura), un tumor con una incidencia en la población general bajísima. “Los resultados obtenidos”, decía el estudio, presentado en la reunión científica de 2007 de la Sociedad Española de Epidemiología, “apoyan la hipótesis de que la exposición pasada a amianto comienza a ser clínicamente manifiesta”. El estudio, del departamento de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, asegura: “Queda por abordar el problema que, a corto plazo, presentarán los miles de trabajadores que inhalaron esta mal denominada “fibra mágica”.

Cantidades descomunales de amianto aún perviven en edificios de la región, la mayoría de los que se construyeron en los años sesenta y setenta. Su presencia no es peligrosa, a menos que se manipule. De ahí que sea necesaria una autorización para demoler casas en cuyas paredes existe amianto. Antes de hacer cualquier obra, la empresa que vaya a realizarla está obligada a presentar un “plan de trabajo específico con riesgo de amianto”, que debe ser aprobado por la Comunidad de Madrid.

De esta consejería depende también un Registro de Empresas con Riesgo por Amianto (RERA) en el que figuran 187 compañías, la mayoría dedicadas a trabajos de desamiantado.

Lo que aún no existe es un censo de edificios, que resultaría muy útil a la hora de controlar que los derribos y las obras en los inmuebles peligrosos se realicen en condiciones.

“Los estudios realizados hasta la fecha indican que Madrid va a tener una mortalidad importante porque es donde más se manejó el amianto”. Un trabajo de la Universidad Pompeu Fabra que analizaba la mortalidad por mesotelioma entre 1977 y 2001 en toda España hacía también una predicción sobre cómo podía comportarse la enfermedad. En el periodo analizado, murieron 1.928 hombres mayores de 35 años. Las proyecciones indicaban que entre 2007 y 2016 iban a morir 1.321 más. “Los datos disponibles no permiten predecir en qué año la mortalidad empezará a descender”, concluía.

Los reconocimientos empezaron con los trabajadores de más edad, los que más posibilidades tenían de haber enfermado. El periodo de latencia del amianto (tiempo que pasa entre la exposición y la aparición de síntomas) puede ser de 30 años. “Hay casos de hasta 40 y 50 años”.

Los reconocimientos incluyen una historia clínica, una radiografía de tórax y una exploración funcional completa (con varias pruebas de respiración). Si se sospecha que puede haber una enfermedad pulmonar se amplía la prueba con un escáner. Lo que buscan los especialistas son patologías de pulmón (fibrosis, cáncer) y de la pleura, como el mesotelioma, un cáncer mortal. El 59% de trabajadores del registro provienen de la industria del fibrocemento; el 17%, de fabricación de frenos y embragues y el 8% de demolición y desamiantado.

El tiempo de vida tras ser diagnosticadas estas enfermedades varía de meses a décadas, porque los hay que se mueren de viejos. Pero lo cierto es que de los 15 indemnizados esta semana quedan cinco vivos, y de los 40 de la segunda demanda solo viven 25.

 

 

Enlaces de interés:

www.amianto.net

Fuentes:EL PAIS

Ciudades Sostenibles VI: Sostenibilidad social en Rotterdam Ciudades Sostenibles VI: Sostenibilidad social en Rotterdam
Podemos decir que una ciudad socialmente sostenible se caracteriza por cuestiones como la eliminación de la exclusión y marginalización social; la&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/ciudades-sostenibles-iv-sostenibilidad-social-en-rotterdam/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2016/01/sostenibilidad-rotterdam-grupollopis.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

Ciudades Sostenibles VI: Sostenibilidad social en Rotterdam

Podemos decir que una ciudad socialmente sostenible se caracteriza por cuestiones como la eliminación de la exclusión y marginalización social; la existencia de mezcla social en cuanto a rentas, edad y etnias en todas sus zonas; una alta sensibilidad respecto a las necesidades específicas de cada colectivo presente, especialmente de los más vulnerables como mayores, niños o discapacitados; y la disposición a la comunicación con los ciudadanos, facilitándoles la información que necesiten para poder participar activamente en la vida urbana y dándoles la oportunidad de ser escuchados.

rotterdam-sostenibilidad-grupollopis

Este es el caso del barrio de Hoogvliet en la ciudad de Rotterdam (Países Bajos). Se trata de un ejemplo de una rehabilitación urbana integrada. Es un caso de transformación de un barrio de la posguerra que en el momento de su construcción era un ejemplo de calidad de vida con viviendas modernas y amplios espacios verdes públicos. El barrio fue planificado y construido para 60.000 habitantes, sobre todo para los trabajadores de la industria en el puerto cercano.

Con el tiempo los edificios ya no cumplían los estándares exigidos por generaciones que crecieron en épocas de bonanza económica y los habitantes que se lo podían permitir se cambiaron a otras zonas. No atendido por la administración y con alquileres decrecientes, hicieron del barrio un lugar solo atractivo para personas de ingresos muy bajos. Las crecientes tasas de pobreza, desempleo, viviendas decadentes y criminalidad contribuyeron a un continuo deterioro.

Con el objetivo de parar esta situación se empezó en el año 1999 con un programa ambicioso de rehabilitación urbana

Dicho programa se basa en tres principios: primero, la diversificación de la oferta de viviendas; segundo, la mejora de espacios públicos y servicios públicos; y tercero, la cooperación entre todos los agentes.

Partiendo de la convicción de que la convivencia de personas de clases diferentes aumenta la cohesión social del conjunto, el objetivo principal de este programa es recuperar o fomentar la mezcla social, frenando el éxodo de antiguos pobladores hoy acomodados y, a la vez, atrayendo nuevas familias de rentas medias. Antes de iniciarse el programa de rehabilitación integral, el 87% de las viviendas eran de protección oficial.

Por eso, el programa comenzó con la drástica decisión de derrumbar 5.000 viviendas para sustituirlas por nuevas y vender otras 2.000. El objetivo establecido para 2015 prevé una distribución de un 44% para viviendas de protección oficial, un 47% de viviendas para clase media y un 9% de viviendas para habitantes con rentas altas.

Para mejorar servicios públicos como la educación, el programa prevé la construcción de un nuevo campus en cooperación entre colegios existentes que incluye ofertas culturales y de deporte o un hotel y un restaurante gestionado por los estudiantes.

Para dotar al barrio con nuevos espacios públicos verdes se está construyendo un cinturón que dispone de varias superficies que pueden ser utilizadas para encuentros sociales como festivales, fiestas, bodas … Estas iniciativas no solo mejoran los servicios para los ciudadanos, sino que a la vez contribuyen a la diversificación de usos de los edificios y de actividades llevados a cabo en el barrio, lo que por su parte mejora el clima social.


Hoogvliet es una de las pocas zonas nuevas de Rotterdam donde se registra un aumento de familias jóvenes entre los nuevos habitantes

Toda la planificación fue desarrollada de una manera cooperativa entre actores públicos y privados. Sobre todo las asociaciones propietarias de gran parte de las viviendas jugaban un papel importante. Y cada actor asumía la respo

nsabilidad del proyecto en su parte. Crucial para un buen funcionamiento es la comunicación continua entre todas las partes, implicando por supuesto a los propios habitantes. Aunque la conclusión del programa está prevista para 2015, ya se puede observar algunos resultados. Se puede constatar que las viviendas nuevas se venden bien, que Hoogvliet es una de las pocas zonas nuevas de Rotterdam donde se registra un aumento de familias jóvenes entre los nuevos habitantes y el valor de las viviendas está creciendo. Además, la mejora de la situación en el barrio gracias al programa de regeneración se hace notar en las percepciones de los propios habitantes.

#grupollopis #sostenibilidad #ecocities #ciudadesecológicas #medioambiente #residuos #reciclaje

Fuente:ecocities

 

5ª entrega CIUDADES SOSTENIBLES: DONGTAN, ecociudad en China 5ª entrega CIUDADES SOSTENIBLES: DONGTAN, ecociudad en China
Dongtan, ecociudad en China En el verano de 2007 China publicó su primer plan nacional para afrontar el cambio climático, aunque&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/5a-entrega-ciudades-sostenibles-dongtan-ecociudad-en-china/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2015/12/Dongtan-Eco-City-570x449.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

5ª entrega CIUDADES SOSTENIBLES: DONGTAN, ecociudad en China

Dongtan, ecociudad en China

En el verano de 2007 China publicó su primer plan nacional para afrontar el cambio climático, aunque declaró que la preocupación por el medio ambiente no debía repercutir en su desarrollo económico. No obstante, quedó de manifiesto el objetivo de China de reducir el consumo energético en una quinta parte antes de 2010, al tiempo que se incrementa la cantidad de energía renovable (principalmente eólica e hidroeléctrica) y energía nuclear.

Parte de este plan implica el traslado de una enorme cantidad de personas de las zonas rurales tanto a las ciudades ya existentes como a ciudades de nueva construcción. China anunció que planea construir más de 400 ciudades nuevas en los próximos 20 años y se espera que unos 300 millones de personas cambien su estilo de vida agrícola por un estilo industrial – urbano. La migración premeditada y con apoyo estatal de millones de personas a las ciudades no tiene precedente y tendrá enormes consecuencias para las infraestructuras de trabajo, vivienda, transporte, energía y medio ambiente. Con estos ambiciosos objetivos para la futura urbanización, China sabe que no todas las ciudades futuras pueden basarse en el modelo de diseño con altas emisiones de CO2 existentes y sobre todo en el rápido aumento de la venta y uso de coches y camiones. De ahí que las autoridades chinas estén planeando construir varias ecociudades, incluido lo más parecido a una ciudad con cero emisiones de CO2 con su proyecto insignia de Dongtan.

En medio de su vertiginoso crecimiento, China insiste en su compromiso en el desarrollo sostenible y en la erradicación de la pobreza

Sobre el papel, los proyectos para Dongtan son asombrosos por su innovador diseño ambiental. Dongtan será construida en la isla de Chongming, en el delta del río Yangtsé, en una zona del tamaño de la isla de Manhattan (86 Km2). Será una ciudad con 3 villas que se irá construyendo por fases: en la primera de ellas debía acoger a una población inicial de aproximadamente 10.000 habitantes para la Exposición Universal de Shanghai de 2010. Este hito no se ha alcanzado, sin embargo se espera que en los próximos 4 ó 5 decenios, Dongtan albergue una población estimada de 500.000 habitantes. Se ha construido un túnel y un puente para unir la isla de Chongming con Shanghai con la intención de demostrar tanto a los urbanitas chinos como al resto del mundo que es posible construir una ciudad sostenible desde el punto de vista ambiental.

La propietaria de la isla de Chongming, y por tanto de Dongtan, es la Shanghai Industrial Investment Corporation (SIIC), que ha encargado la planificación y el diseño de Dongtan a Arup, una consultora internacional de planificación, ingeniería y diseño. Arup ha propuesto el diseño de una ecociudad que es respetuosa con su entorno medioambiental específico.

Arch2o-Shifting-into-Eco-city-two-Chinese-cases-Tianjin-and-Dongtan-5

En la parte meridional de la isla hay una gran zona de humedales que es una reserva migratoria de una de las aves menos comunes del mundo, la espátula menor. Se ha previsto una zona de separación entre la ciudad y los humedales, que en su punto más estrecho tendrá 3,5 Km de anchura. Esto supondrá que sólo se pueda construir en un 40% de la superficie terrestre de Dongtan, donde Arup planea crear una ciudad que se convertirá en varias ciudades, cada una de ellas conectada por carriles para bicicletas y corredores de transporte público. Los habitantes podrán acceder a varias zonas de la ciudad en tranvía, autobús, bicicleta o a pie. Arup pretende diseñar una ciudad en la que la gente no tenga que andar durante más de 7 minutos desde cualquier parte de la ciudad hasta su parada de autobús o tranvía. En la planificación de Dongtan serán esenciales los sistemas de movilidad dentro de la ciudad y la proximidad entre varios tipos de transporte.

Por ejemplo, cualquier vehículo que entre en Dongtan tendrá que funcionar con combustibles renovables alternativos (incluido el hidrógeno) y habrá un acceso fácil a varias modalidades de transporte público, incluidos autobuses de pila de combustible y taxis acuáticos con energía solar en los canales y lagos. Una combinación de carriles para bicicletas y zonas peatonales reducirá el ruido y la contaminación atmosférica, y los visitantes de Dongtan aparcarán sus coches en las afueras de la ciudad y usarán transporte público para entrar en ella. En cuanto al combustible, Dongtan utilizará diferentes fuentes de energías renovables, como turbinas eólicas, biocombustibles y materias orgánicas recicladas.

Además se emplearán tecnologías de construcción modernas e innovadoras para construir edificios que puedan reducir las necesidades energéticas hasta un 70%, instalando techos verdes en los edificios para mejorar el aislamiento y la filtración de aguas. Arup confía en que con todas estas medidas se pueda crear una ciudad con huella de carbono cero.

Sin embargo, parece que la mayoría de las grandes metas planeadas para Dongtan van a ser sueños en un plano, ya que noticias procedentes de Arup indican que China ha abandonado el proyecto, al menos temporalmente. Sabemos que fue originalmente programado para completarse en 2010, pero no ha logrado avanzar más allá de la construcción del túnel y del puente que unen a Chongming con el continente. Esperamos que no sea otro plan de ecociudad que se ha desvanecido. A muchos de estos proyectos les ocurre debido a sus costes imposibles en medio de una crisis como la que nos azota.

#grupollopis #sostenibilidad #ecocities#ciudadessostenibles

Fuente: Ciudades Sostenibles

4ª Entrega Ciudades Sostenibles: BREMEN, movilidad integrada al servicio del ciudadano 4ª Entrega Ciudades Sostenibles: BREMEN, movilidad integrada al servicio del ciudadano
Bremen, movilidad integrada al servicio del ciudadano  La ciudad de Bremen, en el noroeste de Alemania, ha implantando un sistema de&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/4a-entrega-ciudades-sostenibles-bremen-movilidad-integrada-al-servicio-del-ciudadano/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2015/12/BREMEN-ciudadsostenible-grupollopis-570x570.png', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

4ª Entrega Ciudades Sostenibles: BREMEN, movilidad integrada al servicio del ciudadano

Bremen, movilidad integrada al servicio del ciudadano 

La ciudad de Bremen, en el noroeste de Alemania, ha implantando un sistema de transporte integrado, limpio, ecointeligente y orientado al ciudadano.

Entre los elementos del sistema de movilidad urbana figuran: nodos multimodales que enlazan transporte público, bicicletas, carsharing y taxis; ralentización del tráfico en favor de las bicicletas y peatones; tranvías inteligentes; una tarjeta inteligente integrada para el transporte público, el carsharing y las operaciones bancarias; estaciones centrales integradas para todas las modalidades; y una organización coordinadora para los 35 operadores de transporte de la región.

Bremen alberga unos 550.000 habitantes, mientras el área urbana tiene unos 900.000 habitantes

Los datos recopilados por el Departamento para la Construcción y el Medio Ambiente de Bremen muestran que más del 60% de los desplazamientos que se efectúan en la ciudad se realizan utilizando modalidades de transporte ecológico: bicicleta (23%), transporte público (17%), y a pie (20%). El alto porcentaje de usuarios de bicicletas se atribuye al sistema de Bremen, que cuenta con una estación central de bicicletas, Radstation, situada en el principal intercambiador entre transporte público y bicicletas. De este modo, los trabajadores pueden dejar sus bicicletas cuando se dirigen al trabajo o a casa, ya que la Radstation ofrece 1.500 plazas de aparcamiento vigilado, y también servicios como reparación, alquiler y lavado de bicicletas.

Otro ejemplo del sistema de transporte intermodal integrado son las llamadas células de tráfico. Se trata de un sistema de calles de dirección única que disuaden a los coches de acercarse a la zona y tratan de atraer a los ciclistas. Estas calles de dirección única también son vías de dobles sentido para los ciclistas, con lo que se crea un sistema cerrado en el centro de la ciudad para los usuarios de coches.

En esta arquitectura urbana está integrada una red de tranvías que las autoridades de Bremen consideran la columna vertebral de su sistema de transporte público. El sistema de transporte utiliza semáforos inteligentes que reconocen cuando está presente el tranvía, calculan el tiempo para subir y bajar, y después cambian para permitir que el tranvía continúe y tenga prioridad. El sistema de tranvías también facilita información en tiempo real a los pasajeros en todas sus paradas.

Para facilitar la movilidad, Bremen introdujo una novedosa tarjeta que combina una tarjeta bancaria y un bono de transporte electrónico y, al mismo tiempo, es una clave de acceso para el sistema de carsharing de la ciudad. Se puede utilizar para reservar coches en el servicio de carsharing, que se contrata en tiempo real ya que la central de reservas está abierta 24 horas al día. El operador de carsharing Cambio tiene unas 40 estaciones en la ciudad y hay casi 3000 usuarios que utilizan este servicio. Este servicio ha reemplazado a un millar de coches particulares y sus respectivas plazas de parking. Parte de la estrategia de movilidad integrada de Bremen consiste en combinar el carsharing con las zonas residenciales a fin de reducir en una tercera parte el aparcamiento residencial.

bremen-movilidad-punkt-grupollopis

Finalmente, como parte de su estrategia de movilidad integrada, Bremen ha construido lo que se conocen como estaciones Mobil.punkt, que son intercambiadores de transporte público combinados que agrupan carsharing, taxis, bicicletas y transporte público. Cada estación Mobil.punkt hace las funciones de una terminal donde se facilita información a los viajeros, como por ejemplo el cálculo de la tarifa de taxi a los principales lugares de la ciudad.

 

#grupollopis #sostenibilidad #movilidad #ciudadessostenibles #ecocities

Fuente: Ciudades Sostenibles

Ciudades Sostenibles (II): HAMBURGO Ciudades Sostenibles (II): HAMBURGO
Segunda entrega de ciudades ecointelegentes que destacan por su sostenibilidad: Hamburgo, un gigante verde El área metropolitana de Hamburgo tiene 4,3&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/ciudades-sostenibles-ii-hamburgo/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2015/11/HAMBURGO-ciudad-sostenibwele-grupollopis-sostenibilidad-570x466.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

Ciudades Sostenibles (II): HAMBURGO

Segunda entrega de ciudades ecointelegentes que destacan por su sostenibilidad:

Hamburgo, un gigante verde

El área metropolitana de Hamburgo tiene 4,3 millones de habitantes; de ellos, 1,8 millones viven en el centro de la ciudad. Hamburgo, Ciudad Verde Europea 2011, es un gran centro industrial con los mismos desafíos medioambientales a los que se enfrentan otras ciudades europeas.
En Hamburgo se están ejecutando todos los aspectos de la política europea sobre medio ambiente, empezando por la protección climática y continuando por la mejora de la calidad del aire, la gestión del agua y la conservación de la naturaleza.

El uso inteligente de los recursos naturales y una política innovadora de crecimiento responsable, ha ayudado a convertir esta ciudad verde en un ejemplo de las mejores prácticas medioambientales. Hamburgo se ha marcado ambiciosos objetivos de futuro: por ejemplo, reducir las emisiones de CO2 en un 40 % para 2020 y en un 80 % para 2050, en comparación con el objetivo de la Unión Europea, más modesto, de reducción del 20 % para 2020. En Hamburgo destacan sus 11.657 kilómetros de líneas de autobús y sus 10.426 paradas, que han utilizado los 656 millones de pasajeros del transporte público en 2009.

El 99 % de los residentes tienen paradas de transporte público a menos de 300 metros de sus hogares

Un notable programa de asociación, denominado Empresas por la protección de los recursos, ya ha llevado a cabo alrededor de mil proyectos. Su objetivo consiste en fomentar entre las empresas inversiones voluntarias en mejoras de eficiencia energética y del uso de los recursos. Por cada euro que invierte el gobierno local, las empresas participantes aportan otros diez. De este modo, se ha hecho aflorar una inversión privada total de 146 millones de euros, con una aportación municipal de 15 millones de euros. En conjunto, las empresas ahorran actualmente 134.000 toneladas de emisiones de CO2 al año.

Las emisiones de CO2 se han recortado un 15 % (entre 1990-2006)

Se han instalado 200.000 bombillas de bajo consumo, instaladas en 400 edificios públicos, ahorran 3,4 millones de euros en electricidad al año. Hamburg ECO-Partnership, una sociedad conjunta entre el gobierno local y el sector comercial, anima a las empresas a ir más allá de los requisitos obligatorios y adoptar medidas adicionales de protección del medio ambiente.

Hamburgo es sorprendentemente verde en comparación con la mayoría de ciudades de tamaño comparable: un 16,7 % de su espacio urbano está ocupado por bosques y zonas verdes y recreativas. El agua cubre un 8 % del territorio y contribuye de forma muy notable a la oferta de ocio de la urbe. Las terrazas y paseos a la orilla de cursos de agua son agradables propuestas al aire libre para los residentes, mientras que las líneas de transbordadores del río Elba atienden las necesidades de movilidad de trabajadores y turistas.

Hamburgo tiene 4.700 hectáreas de bosque, más que hace cien años

Los parques públicos, las zonas recreativas y los bosques ocupan el 16,8 % del término municipal. Cada semana, un millón de personas los utiliza para actividades de ocio y el 89 % de la población vive a menos de 300 metros de un parque.

El objetivo de la política de planificación paisajística de la ciudad pasa por conectar los parques, los espacios de ocio y deportes, las zonas de juegos para niños e incluso los cementerios, de modo que resulte posible atravesar la ciudad, del centro a las afueras, a pie o en bicicleta, sin entrar en contacto con el tráfico rodado. La red verde también es fundamental para la conectividad de los hábitats salvajes, porque facilita el libre tránsito de distintas especies.

 

grupollopis #ciudadessostenibles #ecocities #sostenibilidad #gestionderesiduos #reciclado

fuente : ciudades ecointeligentes