#potenciaTUhuellaverde
20 años en la gestión de residuos. ¿Dónde estamos y hacia dónde caminamos? Reuniones previas al segundo Laboratorio sobre Economía Circular del Foro Medio Ambiente y Sostenibilidad (FSMS) 20 años en la gestión de residuos. ¿Dónde estamos y hacia dónde caminamos? Reuniones previas al segundo Laboratorio sobre Economía Circular del Foro Medio Ambiente y Sostenibilidad (FSMS)

20 años en la gestión de residuos. ¿Dónde estamos y hacia dónde caminamos? Reuniones previas al segundo Laboratorio sobre Economía Circular del Foro Medio Ambiente y Sostenibilidad (FSMS)

El recorrido arrancaba con la publicación, en los años 1997 y 1998, de las leyes de residuos (la Ley de Envases y Residuos de Envases y la Ley de Residuos y Suelos Contaminados) respectivamente, que fueron sustituidas por otras posteriores, como la Ley de 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados y el Plan Estatal Marco de Residuos (PEMAR) 2016-2022. Todos los invitados a esta cita coincidieron en señalar el gran salto, tanto cuantitativo como cualitativo, que, a finales de los años 90, se había dado en España.
econoticias-economiacircular-grupollopis-gestionintegralderesiduosEn el marco del segundo Laboratorio sobre Economía Circular del Foro Medio Ambiente y Sostenibilidad (FSMS), que organiza IFEMA y que tendrá lugar en la Feria de Madrid el próximo mes de junio, se desgranaron los hitos más importantes en la gestión de los residuos durante las dos últimas décadas. Así, y bajo el título “20 años en la gestión de residuos. ¿Dónde estamos y hacia dónde caminamos?”, el encuentro, celebrado el pasado mes de octubre, contó con la participación de representantes de cinco de las principales entidades del sector. Es el caso de la Asociación Española de Recicladores Recuperadores de Papel y Cartón (REPACAR), la Agrupación Nacional de Reciclado y Vidrio (ANAREVI), la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), la Asociación Española para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso (SIGRAUTO) y la Cátedra Ecoembes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). También intervino en el mismo la directora del Foro Medio Ambiente y Sostenibilidad FSMS de IFEMA, Lola González, y el periodista ambiental Carlos Martí, que ejerció de moderador.
EL ALTO PORCENTAJE DE VERTIDO, ENTRE LOS MAYORES DESAFÍOS
El recorrido arrancaba con la publicación, en los años 1997 y 1998, de las leyes de residuos (la Ley de Envases y Residuos de Envases y la Ley de Residuos y Suelos Contaminados) respectivamente, que fueron sustituidas por otras posteriores, como la Ley de 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados y el Plan Estatal Marco de Residuos (PEMAR) 2016-2022. Todos los invitados a esta cita coincidieron en señalar el gran salto, tanto cuantitativo como cualitativo, que, a finales de los años 90, se había dado en España. No obstante, y a pesar de los grandes avances, se siguen detectando problemas, especialmente por la elevada cantidad de basura que todavía acaba depositada en vertedero sin tratamiento previo (España cuenta con un vertido del 55%), así como por la necesidad de unificar criterios a la hora de contabilizar los volúmenes de materiales reciclados, la lucha contra aquéllos que actúan en el sector de forma ilegal, los falsos mitos sobre el reciclaje, y que se han instalado de forma preocupante en la sociedad, el bajo porcentaje de la valorización energética de las fracciones no reciclables, perpetuada en el 12%, cuando en los países más avanzados de la UE y comprometidos con el medio ambiente, se sitúa entre el 32 y el 53%, encontrándose los niveles de vertido en tasas inferiores al 3%, la falta de información y formación por parte de los ciudadanos sobre los procesos reales para gestionar los residuos, las complejidades técnicas y su coste económico.
llopis-gestion-integral-residuos
En este escenario, la Comisión Europea aprobará en breve, y de forma definitiva, su paquete de economía circular, esperando que el Parlamento y el Consejo lo hagan el próximo año, así como la nueva Estrategia de Plásticos, mientras que, en España, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ya se encuentra liderando la redacción de la nueva Estrategia de Economía Circular, entre otras iniciativas. De hecho, el pasado mes de septiembre, junto con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO), organizó una jornada de debate sobre esta estrategia, en la que participaron representantes de todos los sectores implicados en la economía circular para realizar una profunda reflexión sobre las bases de la futura Estrategia Española y definir las pautas que deben llevar a nuestro país hacia un desarrollo más próspero, equilibrado y sostenible.
FSMS-IFEMA-econoticias-grupollopisLa Ministra Isabel García Tejerina manifestó en este evento que la Estrategia Española de Economía Circular representaba “una gran oportunidad para ser mejores administradores de nuestro medio ambiente sin renunciar a nuestro bienestar, de modo más responsable y sostenible”, añadiendo la necesidad de “maximizar la eficiencia de los recursos, tanto materiales como energéticos, para que permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo productivo y para reducir la generación de residuos”. Asimismo, el encuentro fue aprovechado para firmar el Pacto por la Economía Circular, al que se adhirieron 55 agentes sociales y empresariales, comprometiéndose a través del mismo a poner en marcha una serie de medidas para avanzar de forma decidida, cada uno en el marco de sus competencias, hacia la economía circular. Europa contará en breve con nuevos objetivos de reciclado y se impondrá una drástica reducción del uso del vertedero como solución final, abogando por el tránsito desde un modo de vida lineal, definido por las malas prácticas de extraer-fabricar-usar-tirar a uno circular caracterizado por el máximo aprovechamiento de los recursos.
Los participantes en el FSMS LAB señalaron de forma unánime que, más allá de normativas, se precisa trabajar con la ciudadanía, pues, sin ella, se hace difícil avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo que pivote sobre la reducción, la reutilización, el reaprovechamiento y el reciclaje. La alta cantidad de impropios, es decir, lo que se introduce de forma incorrecta en los contenedores de recogida selectica, constituye un síntoma evidente de lo mucho que todavía queda por hacer en el ámbito de la formación y la concienciación de la población. Los avances tecnológicos, contando con instalaciones de gestión, tratamiento y recuperación más robustas y fiables, la mayor implicación de las empresas privadas en la recuperación de materiales y la necesidad de facilitar la separación en origen por parte de los ciudadanos constituyen elementos que, a buen seguro, traerán consigo resultados positivos.
Se trata de una convocatoria global que pone en valor los avances en sostenibilidad ambiental en diferentes actividades tales como servicios urbanos, desarrollo de las ciudades, reciclaje, limpieza de espacios públicos o privados y alimentación. Se celebra cada dos años en IFEMA Feria de Madrid y acoge más de una decena de eventos, jornadas, ferias y congresos, celebrándose la tercera edición en junio de 2018. Por su parte, los Laboratorios FSMS se llevan a cabo, con formato de reuniones a puerta cerrada por parte de expertos en distintas materias, con el objetivo de mantener el debate sobre un futuro más sostenible durante el intervalo bianual entre cada edición del FSMS.
#econoticias #economiacircular #FSMS #gestionintegralderesiduos #grupollopis #potenciatuhuellaverde

Un estudio revela cuáles son los Estados miembros de la UE que ponen más obstáculos a las políticas de residuos que permitirían la transición a una economía circular en Europa. Un estudio revela cuáles son los Estados miembros de la UE que ponen más obstáculos a las políticas de residuos que permitirían la transición a una economía circular en Europa.
Algunas estimaciones apuntan a que una transición completa a una economía circular en la UE podría generar ahorros por valor de&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/un-estudio-revela-cuales-son-los-estados-miembros-de-la-ue-que-ponen-mas-obstaculos-a-las-politicas-de-residuos-que-permitirian-la-transicion-a-una-economia-circular-en-europa/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2017/11/EUROPA.-residuosjpg-570x527.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

Un estudio revela cuáles son los Estados miembros de la UE que ponen más obstáculos a las políticas de residuos que permitirían la transición a una economía circular en Europa.

La EEB analiza el apoyo de los países a las políticas de economía circular

Algunas estimaciones apuntan a que una transición completa a una economía circular en la UE podría generar ahorros por valor de dos billones de euros hasta 2030. Esto equivaldría a un incremento del PIB del 7%, un aumento del poder adquisitivo de los hogares del 11% y tres millones de puestos de trabajo. Las cifras son realmente sugerentes, pero, ¿están los distintos gobiernos de los países de la UE dispuestos a hacer todo lo posible para lograr ese cambio de modelo? Pues parece que unos más que otros.

La Oficina Europea de Medio Ambiente (EEB), junto con Amigos de la Tierra Europa y Zero Waste Europe, han preguntado a los Estados miembros de la UE si van a apoyar propuestas para impulsar la política de residuos de la UE en las negociaciones que tendrán lugar en Bruselas durante las próximas semanas.

Las propuestas, ya aprobadas por el Parlamento Europeo en marzo, incluyen objetivos de reciclaje más elevados para los residuos sólidos urbanos (RSU), objetivos de preparación para la reutilización de los RSU y de reutilización para los envases, mejoras en la recogida selectiva de todos los flujos de residuos –incluidos los residuos orgánicos o biorresiduos–, normas en toda la UE sobre la responsabilidad del productor y objetivos para reducir la generación de residuos en 2030.

Está en juego la creación de más de 800.000 puestos de trabajo y ahorros por valor de 72.000 millones de euros al año.

Los resultados de la investigación muestran, a través de un mapa interactivo, que la ambiciosa reforma de las leyes de residuos de la UE está siendo atacada por una serie de países. Si en las negociaciones prevalece una posición regresiva, lo más probable es que los planes para acelerar la transición hacia una economía circular en los próximos años se estanquen.

Recientes disensiones con la actual posición común del Consejo muestran que las posiciones contrarias a las propuestas están prevaleciendo, a pesar de la mayor ambición individual por parte de algunos Estados miembros en áreas que incluyen objetivos de reciclado, la responsabilidad ampliada del productor y la recogida selectiva de biorresiduos.

Los impulsores de la investigación recuerdan que está en juego la creación de más de 800.000 puestos de trabajo, uno de cada diez en el sector de la reutilización, y ahorros por valor de 72.000 millones de euros al año en toda Europa.

Los países de la UE también perderían la oportunidad de evitar la emisión de más de 420 millones de toneladas equivalentes de CO2, lo que equivaldría a sacar 4 de cada 10 automóviles de las carreteras europeas.

Rezagados

Entre los países que se oponen a la mayoría de las propuestas están Dinamarca y Finlandia –a menudo considerados como líderes en la política de residuos a pesar de la enorme cantidad de basura que generan–. Otros países que también rechazan categóricamente unos objetivos más ambiciosos son Hungría, Lituania y Letonia.

Otros países como la República Checa, Italia, Suecia, Portugal, Luxemburgo y Eslovaquia, pese a que apoyan a un objetivo de reciclado del 65%, se opondrán previsiblemente a los planes para la obligatoriedad de la preparación para la reutilización, el objetivo del 10% de reutilización para los envases y el establecimiento de objetivos de prevención de residuos, todas ellas prioridades en una economía circular.

Países que han tenido problemas con los residuos, como España, reclaman más apoyo al reciclaje, la prevención y la reutilización

Por su parte, el Reino Unido, Alemania, Polonia, Irlanda, Eslovenia y Croacia se han mostrado poco dispuestos a compartir su posición, lo que a juicio de la EEB pone de relieve un problema de transparencia durante las negociaciones entre los Estados miembros y con las instituciones de la UE.

Líderes

Por otro lado, los países del sur, que generalmente han tenido problemas para lidiar con la gestión de residuos, tales como Grecia y España, están llamando a un mayor apoyo al reciclaje, la prevención de residuos, la preparación para la reutilización y la mejora de la recogida selectiva. Otros países que apoyan las reformas son Francia, Bélgica, Países Bajos y Rumania.

Según Piotr Barczak, responsable de la política de residuos de la EEB, “escuchamos todos los días que los gobiernos se han comprometido a reducir los residuos con el fin de aprovechar los beneficios de la economía circular. Pero lo que sucede en las negociaciones, a puerta cerrada, a veces es una historia completamente diferente”.

“Sin objetivos más altos para el reciclaje y medidas vinculantes para la prevención, que inyectarían confianza en el mercado, los gobiernos tendrán dificultades para encontrar las oportunidades de inversión necesaria para desencadenar la transición hacia una economía circular. Estipular requisitos vinculantes y ambiciosos a largo plazo es lo que impulsa el cambio”, concluyó .

Las propuestas llevadas a discusión forman parte de tres Directivas de la UE: la de residuos, la de envases y residuos de envases y la de vertederos.

#econoticias#economiacircular #europa #grupollopis #residuos #potenciatuhuellaverde

Máquinas que te devuelven dinero cuando reciclas, ya disponibles en España Máquinas que te devuelven dinero cuando reciclas, ya disponibles en España
El reverse vending, práctica extendida en Europa y en Estados Unidos que permite la recuperación de entre el 80 y el&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/maquinas-que-te-devuelven-dinero-cuando-reciclas-ya-disponibles-en-espana/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2017/10/reverse-vending-econoticias-grupollopis-570x570.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

Máquinas que te devuelven dinero cuando reciclas, ya disponibles en España

El reverse vending, práctica extendida en Europa y en Estados Unidos que permite la recuperación de entre el 80 y el 90% de los envases, es ya posible en España.

 

Esta empresa murciana de reciente creación, ha empezado a instalar las primeras máquinas que ofrecen incentivos por el reciclaje de envases en supermercados, tiendas, restaurantes, asociaciones y centros educativos de España. Y los resultados son positivos. En dos semanas, una unidad activa en Derio, en Vizcaya, permitió recuperar más de 4.000 envases.

Para los ciudadanos de a pie, el sistema de reverse vending es bien sencillo. Como explica la empresa en este vídeo, no hace falta más que llevar los envases hasta una de estas máquinas; introducirlos, apretar un botón y recibir la recompensa. Según el equipo instalado, esta puede ser en monedas o en vales de descuento en los establecimientos en los que esté instalado el equipo.

Y, ¿cómo saben estos sistemas que funcionan en sentido opuesto al de una máquina expendedora en cuánto hay que incentivar a cada usuario? Pues con la incorporación de un dispositivo que de la lectura del código de barras del envase extrae toda la información sobre el mismo, densidad incluida. Con esto, se determina la cuantía de la devolución.

Aunque desde la empresa reconocen que la cantidad es algo simbólico, sí subrayan la potencia de este “refuerzo positivo” para “crear y mantener un hábito beneficioso para el planeta”. En este sentido, han comprobado que la recepción de sus sistemas es muy positiva entre la población y que se extiende a todas las edades, desde niños hasta ancianos.

Para que el sistema se extienda, los establecimientos comerciales o colectivos pueden optar por franquiciarse o por colaborar con el proyecto con la instalación de las unidades. Como beneficios para quienes se adhieren a la iniciativa figuran, además de la contribución empresarial a la sostenibilidad, la fidelización de la clientela y, también para ellas, el incentivo. En este sentido, Ganamos Reciclando recompra los envases y se encarga además de retirarlos de los sistemas de recogida.

llopis-gestion-integral-residuos

La empresa, que arrancó su tarea de expandir estas máquinas con la instalación de dos en la región de Murcia, ha cerrado acuerdos para implantar muchas más en supermercados, centros comerciales, pequeños comercios, restaurantes, gasolineras, centros educativos y asociaciones en distintas comunidades autónomas.

Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Murcia y el País Vasco cuentan ya con alguna máquina instalada. Para saber la ubicación, se puede consultar aquí la localización de cada máquina de reciclaje con incentivo. A la lista se irán sumando nuevos puntos puesto que, como aseguran desde esta compañía, el objetivo es “llegar a todos los rincones del país”. Aunque es ambicioso, admiten, no lo es menos dar con una fórmula que contribuya en la gestión de residuos. Y esta ofrece resultados. En países como Bélgica, Alemania o Noruega la recuperación de envases se sitúa entre el 97% y el 90%.

#econoticias #ecoemprendedores #reversevending #grupollopis #residuos #reciclaje #potenciatuhuellaverde

Avanzar hacia una economía circular supone nuevas politicas de comunicación enfocadas a la acción Avanzar hacia una economía circular supone nuevas politicas de comunicación enfocadas a la acción
Analizamos las causas por las que las coloridas campañas de comunicación sobre residuos y reciclaje parecen tener menos efecto del que sería&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/avanzar-hacia-una-economia-circular-supone-nuevas-politicas-de-comunicacion-enfocadas-a-la-accion/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2017/10/econoticias-nueva-comunicacion-para-economia_circular-grupollopis3-570x499.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

Avanzar hacia una economía circular supone nuevas politicas de comunicación enfocadas a la acción

Analizamos las causas por las que las coloridas campañas de comunicación sobre residuos y reciclaje parecen tener menos efecto del que sería deseable.

econoticias-nueva-comunicacion-para-economia_circular-grupollopis

Resulta, cuando menos, curiosa la queja reiterada, y nos atreveremos a decir la impotencia de las autoridades públicas y de todas aquellas entidades del sector que trabajan en la prevención, reutilización y valorización de residuos, ante las bajísimas tasas de recogida selectiva que se alcanzan en el Estado español, pero que sin embargo esto no suponga un cambio de tendencia ni en los mensajes ni en la forma de comunicarlos de las campañas de sensibilización y concienciación sobre residuos.

Porque seamos claros, en 2014, último año del que se tienen datos en el INE y el MAPAMA, estos nos indican que en España, respecto a los residuos urbanos, estamos solo a un 15% de recogida selectiva frente a un 85% de residuos mezclados. Pueden consultar aquí los datos (pdf).

A la espera de que se acabe de consensuar el nuevo paquete de economía circular de la Unión Europea, lo que nadie discute a estas alturas es que la recogida selectiva es una de las grandes apuestas y que las autoridades europeas apuntan alto. Se prevé que para el 2030 se reciclen un 65% de los residuos urbanos.

En España, recordemos que el plan estatal marco de gestión de residuos (PEMAR) , siguiendo las directrices tanto europeas como de la ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, recoge entre sus objetivos para el 2020:

  • El fortalecimiento de las políticas de prevención que permitan cumplir el objetivo cuantitativo de prevención establecido (en 2020 reducción de un 10 % respecto a 2010).
  • El establecimiento de objetivos cuantificados del 50% para la preparación para la reutilización y reciclado de las fracciones reciclables procedentes de los residuos domésticos antes de 2020; y del 70% para la preparación para la reutilización, reciclado y valorización de RCD.

Los residuos siguen entendiéndose como algo de lo que personas y empresas solo quieren, simplemente, deshacerse; algo que estorba

Las cuentas son sencillas: si en 2014 estábamos en un 15% de recogida selectiva de residuos urbanos, en 6 años nos toca aumentarla un 35%. Sin embargo este reto será difícilmente alcanzable, entre otras cuestiones, si se siguen haciendo campañas de comunicación que repiten patrones que no inciden como debieran para la mejora de los objetivos anteriormente señalados.

Esto no significa que no hayan tenido su función. Cuando no existían y la proliferación de residuos era ya una evidencia, era obvio que debían plantearse campañas al menos para situar en la calle la problemática y empezar de este modo a que la ciudadanía se diera por informada de la misma, así como de los cauces que tenía para afrontarla.

Pero ¿por qué actualmente podemos decir que ya no funcionan este tipo de campañas?

Lo decíamos al principio: las tasas de recogida selectiva actuales no son, ni mucho menos, alentadoras, ni desde un punto de vista cívico ni económico, si lo que realmente se pretende es avanzar hacia una economía circular; ni desde luego desde un punto de vista ambiental, habida cuenta del impacto que genera sobre el medio esta situación.

¿Qué explica entonces esta situación? La respuesta es de carácter multifactorial:

  • Para empezar debemos plantearnos si los ciudadanos de a pie realmente vinculan la cuestión de los residuos con el medio ambiente. Más allá de la percepción de las personas que trabajan directamente en el sector ambiental, debemos preguntarnos si realmente la gente entiende los residuos como una cuestión ambiental. Si hacen el ejercicio de poner la palabra medio ambiente en Google y buscan en imágenes, comprobarán que la mayoría muestran imágenes verdes, de naturaleza, del planeta, de mano con una semilla brotando…, casi nada referido a residuos ni a reciclaje. Así pues, de entrada, deberíamos entender que los residuos, que aún siguen sin entenderse como recursos por la gran mayoría de la población, muy probablemente no se perciban directamente como una cuestión ambiental en sí misma.
  • Existen valores básicos asociados a la praxis de una buena gestión de residuos que ni tan siquiera aparecen en las campañas. Por ejemplo, si bien se hace hincapié en que es necesario hacer una buena recogida selectiva por cuestiones ambientales, parece que al haberse superado la cuestión de carácter higiénico, hayamos olvidado que una buena gestión ambiental nos permite tener también una buena salud pública. En consecuencia, se pierden oportunidades de lanzar mensajes transversales.
  • Los residuos siguen entendiéndose como algo de lo que las personas y las empresas siguen queriendo, simplemente, deshacerse. Es algo que estorba y debe desaparecer del propio espacio.
  • Una vez que los ciudadanos han tirado la basura a los contenedores, los residuos simplemente desaparecen. No existe pues ningún vínculo visual entre la acción de la recogida selectiva con el proceso que le sigue y, por lo tanto, difícilmente puede hacerse un vínculo entre la acción y los beneficios de la misma. No se visualiza cómo sigue el círculo y de este modo es difícil también crear conciencia que permita mantener la recogida selectiva de forma constante y efectiva.

Existe un profundo desconocimiento de lo que significan para los bolsillos de los ciudadanos las malas praxis en la gestión de residuos

 

llopis-gestion-integral-residuos

  • Lamentablemente, siguen habiendo muchos ciudadanos que al hablar sobre el tema de los residuos responden “para eso yo ya pago mis impuestos”, y con esto cierran cualquier tipo de discusión al respecto. Desde este punto de vista, el principio de “Quien contamina paga” se ve completamente alterado, puesto que no hay conciencia de lo que significa ni el pago ni la necesidad de hacer bien la recogida selectiva.
  • A este último punto le siguen acompañando mensajes de comodidad del tipo “no tengo espacio en casa”, aunque ciertamente las personas que viven en grandes ciudades viven en pisos cada vez más pequeños. Pero no nos vayamos a llevar a engaño, cuando un argumento se sabe aceptado socialmente, suele utilizarse como una justificación culturalmente aceptada y, por lo tanto, se utiliza con mayor facilidad.
  • A su vez, existe un profundo desconocimiento de lo que significan para los bolsillos de los ciudadanos las malas praxis en la gestión de residuos y de cómo repercute directamente sobre nuestros bolsillos. Por ejemplo, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del pasado mes de marzo por los 61 vertederos ilegales localizados en España, cuya multa repercutirá directamente sobre el erario público.
  • Gran parte de las campañas de concienciación sobre residuos se han dirigido al público infantil. Es evidente que debe hacerse esta labor. Sin embargo, focalizarse tanto en este público objetivo debería hacernos reflexionar sobre el hecho de que estamos trasladando gran parte de la responsabilidad a los niños, desatendiendo la que le corresponde a los adultos, que son los que, al fin y al cabo, pueden accionar y dar ejemplo sobre esta cuestión. A la par, lo que se produce es también una traslación de futuro de resolución del problema, cuando el problema es acumulativo y de presente.
  • A su vez, hace 20 años que se repiten el mismo tipo de mensajes y propuestas respecto al reciclaje. En una época en la que la innovación es un concepto que inunda todos los sectores, parece cuanto menos sorprendente que se repitan las mismas fórmulas hasta la saciedad, cuando es obvio que no funcionan. En algunas actividades más innovadoras en educación ambiental, cuando se le pregunta a los niños si hablar de reciclaje les emociona, responden que es algo que deben hacer pero que no les emociona porque siempre se les dice lo mismo, les aburre. econoticias-nueva-comunicacion-para-economia_circular-grupollopis2
  • Los ciudadanos más concienciados vinculan la cuestión de los residuos al reciclaje. Sin embargo, debemos considerar que:
    • Esto no significa que lo vinculan al concepto de Economía Circular, que sigue siendo coto de especialistas y de medios institucionalizados.
    • Muchas personas ni tan siquiera reflexionan sobre el hecho de consumir objetos y servicios que hayan tenido en cuenta criterios de ecodiseño. Así pues, se sigue consumiendo sin atender a la minimización de generación de residuos como forma de evitar la proliferación de residuos.
    • Incluso entre los concienciados, los hay que dudan de si finalmente los residuos que han separado y llevado convenientemente a los contenedores llegarán a una planta en la que no volverán a ser mezclados. Esto ocurre especialmente en sitios con poca densidad de población en los que o bien se conoce dónde van a parar los residuos, o todo lo contrario. La desconfianza sobre el destino final sigue siendo una incógnita para gran parte de la ciudadanía y con razón, porque no suele explicarse el destino de los residuos recogidos.

Gran parte de los mensajes trasladan la responsabilidad a los niños, desatendiendo la que les corresponde a los adultos

  • La generación de residuos es constante en el sentido que, a pesar de que pueda variar el volumen generado, es una variable siempre presente… Quizás es hora de abandonar o reformular el concepto “campaña”. Una campaña es algo que se entiende como puntual.
  • En las campañas sobre residuos, la mayoría de los mensajes apelan a lo que el ciudadano debe hacer desde que ha generado un residuo hasta que lo lleva allí donde corresponda según su tipología, con algún mensaje adicional sobre los beneficios que conlleva para el medio ambiente en términos generales. Este tipo de mensaje carece de relato puesto que se centra en pedir que se haga algo sin considerar los beneficios tangibles y próximos al ciudadano, lo cual no motiva especialmente la acción en sí misma de la recogida selectiva. Hay que contar dónde estamos y hacia dónde queremos ir, concretando procesos y resultados. Hablamos de economía circular, pero nos faltan narrativas circulares.
  • En determinados medios, las campañas de comunicación sobre residuos que demandan un “esfuerzo” al ciudadano, compiten en medio de anuncios publicitarios que lo que utilizan son herramientas, estrategias y mensajes atractivos, lo cual dificulta que lleguen a los espectadores.

Las razones múltiples y de distinta índole hacen que sea preciso repensar a fondo qué, cómo y para qué comunicamos lo que comunicamos respecto a los residuos. Después de esta valoración, es necesario repensar una comunicación que permita pasar de la concienciación a la acción respecto a los residuos, con el objetivo de que la ciudadanía empiece a entenderlos como recursos.

 

Fuente: Laboratorio de Ideas sobre Residuos (LIR)

#econoticias #campañas #residuos #reciclaje #sostenibilidad #economiacircular #grupollopis #potenciatuhuellaverde

Sevilla refuerza su apuesta por la economía circular y se suma a la cumbre de ciudades Metropole de París Sevilla refuerza su apuesta por la economía circular y se suma a la cumbre de ciudades Metropole de París
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, asistió a la cumbre de ciudades Metropole de París por la economía circular dentro del&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/sevilla-refuerza-su-apuesta-por-la-economia-circular-y-se-suma-a-la-cumbre-de-ciudades-metropole-de-paris/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2017/10/Sevilla-refuerza-su-apuesta-por-la-economa-circular-paris-econoticias-grupollopis2-570x282.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

Sevilla refuerza su apuesta por la economía circular y se suma a la cumbre de ciudades Metropole de París

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, asistió a la cumbre de ciudades Metropole de París por la economía circular dentro del compromiso mostrado por la capital andaluza desde la adhesión a la declaración de París y la firma este año de la declaración de Sevilla.
Durante su intervención, el alcalde y presidente de la Red de Ciudades por el Clima de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha destacado la importancia de movilizar más recursos y destinar más inversiones a proyectos de lucha contra el cambio climático y también para el cambio del modelo productivo, para lo que ve imprescindible, según ha argumentado, «una mayor implicación del Estado y una mayor coordinación entre las instituciones, así como la importancia de apostar por aquellos proyectos vinculados a la economía verde que generen empleo».

Sevilla-refuerza-su-apuesta-por-la-economa-circular-paris-econoticias-grupollopis

La ciudad de Sevilla fue sede el pasado mes de marzo de las jornadas de economía circular que dieron pie a la firma de la declaración de Sevilla, un compromiso que se mantiene y se refuerza con la participación en esta cumbre de París, en la que se ha subrayado la vinculación de la economía circular con la necesaria lucha contra el cambio climático y el desarrollo de una estrategia energética de ciudad, tal como señala el Ayuntamiento en un comunicado.
Esta apuesta queda reflejada además en el nuevo Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible aprobado por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, así como en nuevos documentos de planificación que se están elaborando actualmente como el Plan Estratégico Sevilla 2030. Este tema estará presente en la cumbre de gobiernos locales que se celebrará en Sevilla el próximo noviembre, a la que están convocadas todas las ciudades con las que se mantiene algún tipo de colaboración o relaciones turísticas, económicas o culturales.
llopis-gestion-integral-residuos
Juan Espadas ha señalado que Sevilla «lidera» en el conjunto de España la ejecución del paquete de medidas de economía circular que quiere impulsar la Unión Europea y ha compartido con representantes de otras ciudades las experiencias acometidas por distintas áreas y empresa pública municipales para caminar hacia una economía verde y un cambio en el modelo productivo, donde haya una mayor reutilización de los recursos, una mejora de la gestión de los residuos, una mayor concienciación de los vecinos y unos niveles más altos de reciclaje.
La economía circular es un modelo sostenible que propugna cerrar el ciclo de vida de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía. Así, se optimiza la utilización de los recursos y mejora la salud y la calidad de vida de los ciudadanos. «Es, además, una gran oportunidad para la creación de empresas y de empleo», ha concluido Espadas.
Como ejemplos concretos desarrollados por empresas públicas, cabría destacar los de Emasesa, con la valorización de lodos del proceso de depuración y potabilización de las aguas residuales urbanas –compostaje y abono para la agricultura y la jardinería–; la reutilización de arenas procedentes del mantenimiento de la red de saneamiento y del proceso de depuración de aguas residuales para la obra civil; la codigestión —producción de biogás— de residuos de elevada carga orgánica para la autosuficiencia energética; la reutilización de las tierras generadas en las obras para canteras y espacios degradados, o la mayor eficiencia en proceso de depuración de las aguas.
Mientras, en Lipasam resaltan los procesos de reciclaje de vidrio, envases y papel, la actividad de sus Puntos Limpios o la regeneración de aceites vegetales. Y en Tussam, por último, se utilizan los tejados de las cocheras para instalaciones de electricidad fotovoltaica y, además, se aprovechan por piezas los autobuses que no ya funcionan.
«Es más, para Sevilla y su área metropolitana el modelo es una oportunidad para su economía», agrega. De hecho, así lo revela el diagnóstico empresarial realizado para diseñar y dotarse de una estrategia de especialización inteligente, RIS3, al señalar que esta zona geográfica alberga un amplio tejido de compañías relacionadas con el medio ambiente y energías renovables.
fuente : EP /Ayuntamiento Sevilla
#econoticias #economiacircular #cumbreciudadesMetropoeParís #sevilla #cumbreparisporlaeconomiacircular #grupollopis #gestionintegralderesiduos#potenciatuhuellaverde

¿A dónde va la Economía Circular en España? ¿A dónde va la Economía Circular en España?
“La Economía Circular es una alternativa viable al modelo actual, que se basa en la producción lineal y genera contaminación y&p[url]=https://www.llopisserviciosambientales.es/a-donde-va-la-economia-circular-en-espana/&&p[images][0]=https://www.llopisserviciosambientales.es/wp-content/uploads/2017/10/econoticias-economiacircular-grupollopis4.jpg', 'sharer', 'toolbar=0,status=0,width=548,height=325');" target="_parent" href="javascript: void(0)">

¿A dónde va la Economía Circular en España?

“La Economía Circular es una alternativa viable al modelo actual, que se basa en la producción lineal y genera contaminación y desechos en todas sus etapas, comenzando por la producción de materias primas hasta el fin de la vida útil de los productos.”
Conceptualización general
La economía circular se basa en la idea de prolongar hasta el máximo posible, la vida útil y económica de los materiales y de los recursos, con el objetivo de que la generación de residuos sea cada vez menor y en lo posible resulte cero.
Este nuevo modelo es una de las prioridades que se manejan en el seno de la Comisión Europea, aunque el camino europeo hacia la Economía Circular, está resultando arduo, en el Parlamento confían en tener un plan de implementación en breve.
La transición hacia la Economía Circular tiene como elemento clave a la innovación, puesto que se hará necesaria la implementación de nuevas tecnologías, servicios, procesos y hasta de modelos empresariales.
¿Qué pasa en España con la Economía Circular?
Hasta ahora y salvo honrosas excepciones, de Economía Circular se habla mucho, pero en realidad son pocas las empresas que se han planteado seriamente su implementación, ni siquiera parcial. En realidad, nadie sabe muy bien cómo hacerlo, ni qué tan aplicable resulta el modelo, a sus propias infraestructuras y procesos productivos.
econoticias-economiacircular-grupollopis5Una de las excepciones es sin dudas TheCircularLab, el primer laboratorio del país y del continente, que se dedica a innovar con vistas a la implantación de este nuevo modelo, poniendo énfasis en la información, el ecodiseño, la reutilización de los materiales y la gestión más eficiente de los residuos, entre otras muchas ideas.
Al tiempo que en la Comisión Europea se siguen discutiendo las 54 medidas, que componen el Plan de Economía Circular para la UE, en España el gobierno está elaborando la llamada “Estrategia de Economía Circular”, para lo cual dicen contar con la participación de todos los sectores productivos, de los usuarios y de organizaciones y Ayuntamientos.
El camino será largo
En el informe de la Fundación Cotec para la Innovación: Situación y evolución de la Economía Circular en España se recoge y analiza, cuáles son los indicadores disponibles, se identifican a los principales actores implicados y se destacan casos de éxito y buenas prácticas en la materia.
econoticias-economiacircular-grupollopis3

Las iniciativas relacionadas con la Economía Circular en el país son aún incipientes y hasta el presente las medidas adoptadas se han centrado en la adopción de políticas ambientales correspondientes a la fase final del ciclo económico de los productos, como es la gestión de los residuos.

Según las estimaciones hechas por la Comisión Europea, si sólo en materia de gestión de residuos, se aplicase toda la normativa vigente, se crearían más de 400.000 empleos dentro de la Unión Europea, 52.000 de los cuales corresponderían a España.
La transición en España hacia una Economía Circular representa una gran oportunidad de desarrollo económico y de creación de empleos sostenibles, pero para lograrlo, se necesitan acuerdos políticos, sociales y económicos, estrategias a mediano y largo plazo y una serie de acciones inmediatas.
El problema radica en que, conceptos como el de ecodiseño, la prevención en el uso de materias primas en exceso o la eco innovación, aún no se manejan a nivel social, empresarial ni político, por lo que, por ahora en España, no existen los mecanismos que permitan pasar de la teoría a la práctica.
#econoticias #economiacircular #grupollopis #gestionintegralderesiduos #potenciatuhuellaverde