#potenciaTUhuellaverde
Razones para reducir el consumo de plásticos

Razones para reducir el consumo de plásticos

En España, hace medio siglo cada ciudadano consumía unos 300 gramos anuales de plástico; en la actualidad, 115 kilos.

El año pasado, el municipio de San Francisco (EEUU) ha prohibido la venta de agua embotellada en suelo público. Como resultado, no podrán venderse estos productos ni en parques, ni en ferias locales ni en centros de convenciones. Varios Parques Nacionales norteamericanos y universidades norteamericanas ya habían tomado una medida similar.


Nueva York planea prohibir, a partir de 2016, los envases hechos con poliestireno (las bandejas utilizadas en los establecimientos de comida rápida y en el embalaje de numerosos productos de supermercado, así como en platos y vasos de usar y tirar). Más de 100 municipios de Estados Unidos han tomado ya esa medida.

Diversos Gobiernos, entre ellos el de Dinamarca, el de Francia o el de Canadá han prohibido la fabricación, importación, exportación o comercialización de biberones de policarbonato con PBAs. Francia se está planteando extender su prohibición a todo tipo de productos
¿Es posible vivir con menos plástico?

Hace 50 años cada español consumía al año unos 300 gramos de este material. Ahora son 115 kilos. Renunciar de forma absoluta a los plásticos se nos hace una misión casi imposible, pero lo cierto es que contamos con alternativas para numerosos usos del plástico. Y reducir de forma sustancial su consumo sin marcharse a una isla desierta sí es posible. Algunas reconmendaciones las citamos a continuación , extrraidas de  “Ocho consejos para vivir con menos plástico”:

1. Concienciar(se) por el impacto del plástico

Concienciarse y concienciar a los demás sobre las consecuencias negativas del uso excesivo del plástico es el primer paso para tomar una actitud activa. Al utilizarlos de forma masiva se contribuye a graves impactos para el medio ambiente o la salud: cambio climático, saturación de vertederos, contaminación, en especial en los ecosistemas marinos, donde mueren millones de seres vivos, diversas enfermedades causadas por algunos de tipo tóxico, etc.

2. Evitar los plásticos comunes más nocivos

En el mercado se pueden encontrar multitud de productos y materiales plásticos, como demuestran los símbolos para identificarlos del 1 al 7 rodeados de tres flechas formando un triángulo. De entre todos ellos convieneevitar los que peores consecuencias tienen para el medio ambiente y la salud: el cloruro de polivinilo (PVC # 3), el poliestireno (PS # 6) y el policarbonato (Otros # 7).

3. Rechazar las bolsas de plástico de usar y tirar

El impacto ambiental de las bolsas de plástico de usar y tirar es enorme. Su vida útil es de unos 12 minutos, pero pueden tardar siglos en degradarse. La gran mayoría acaba desechada sin control, contaminando desde las ciudades a los ecosistemas naturales.

4. No tomar agua embotellada

El consumo de agua embotellada ha crecido de manera espectacular en los últimos años, provocando diversos impactos ambientales y un gasto innecesario en un país como España, donde el suministro público proporciona agua potable de calidad. Podemos usar botellas reutilizables de diversos materiales, como vidrio o acero inoxidable, o pedir en los establecimientos de hostelería un vaso o una jarra de agua del grifo junto a la consumición.

5. Utilizar productos de otros materiales

Antes del plástico todos los productos de uso común se hacían de otros materiales. Ahora, también: vasos, tarteras, botellas, utensilios de cocina, cubiertos y un largo etcétera se pueden encontrar hechos en metal, madera u otros materiales capaces de darles una mayor vida útil y un menor impacto ambiental.

6. Comprar a granel y huir del excesivo empaquetado

La fruta ya tiene su piel como protector natural. ¿Es imprescindible comprar una manzana forrada en film transparente y con una bandeja de plástico? Para evitar este sobre envasado, y de paso ahorrar dinero, los ciudadanos pueden comprar a granel todo tipo de productos.

7. Reutilizar los productos plásticos

Los productos plásticos más duraderos pueden reutilizarse para ampliar así su vida útil lo máximo posible. Cuidarlos, repararlos en caso de que se estropeen o cambiar alguna de sus partes para que estén operativos, regalarlos a amigos y familiares, si no se usarán más, o donarlos, venderlos o adquirirlos en alguna red de intercambio y compraventa de economía colaborativa son algunas posibilidades.

8. Adquirir productos sin plástico

Algunos productos alternativos son fáciles de encontrar, pero otros no tanto. Pero, como hemos visto, ya existen tiendas en Internet donde se venden cientos de productos sin plástico.

En Grupo LLOPIS somos gestores autorizados, entre otros muchos residuos ,en la recogida de plásticos, cartón y papel. Puedes solicitarnos más información en nuestro teléfono  954 633 766 o vía mail info@cubasllopis.com y nuestros técnicos te asesorarán según el tipo de residuos que genera tu empresa.

Fuente:sostenibilidad.org

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *